Martes, 24 de enero de 2006
fotos.miarroba.com



?Oh felicidad! ?Oh felicidad! ?Quieres acaso cantar, alma m?a? Yaces en la hierha. Pero ?sta es la hora secreta, solemne, en que ning?n pastor toca su flauta.
?Ten cuidado! Un ardiente mediod?a duerme sobre los campos. ?No cantes! ?Silencio! El mundo es perfecto.
?No cantes, ave de los prados, oh alma m?a! ?No susurres siquiera! Mira - ?silencio!, el viejo mediodia duerme, mueve la boya:?no bebe en este momento una gota de felicidad - una vieja, dorada gota de ?urea felicidad, de ?ureo vino! Algo se desliza sobre ?l, su felicidad rie. As? - r?e un Dios. ?Silencio! -
- ?Para ser feliz, con qu? poco basta para ser feliz!? .As? dije yo en otro tiempo, y me cre? sabio. Pero era una blasfemia: esto lo he aprendido ahora. Los necios inteligentes hablan mejor.
Justamente la menor cosa, la m?s tenue, la mas ligera, el crujido de un lagarto, un soplo, un roce, un pesta?eo - lo poco constituye la especie de la mejor felicidad. ?Silencio!
- Qu? me ha sucedido: ?escucha! ?Es que el tiempo ha huido volando? ?No estoy cayendo? ?No he ca?do - ?escucha! - en el pozo de la eternidad?
- ?Qu? me sucede? ?Silencio! ?Me han punzado - ay - en el coraz?n? ?El coraz?n! ?Oh, hazte pedazos, hazte pedazos, coraz?n, despu?s de tal felicidad, despu?s de tal punzada!
- ?C?mo? ?No se hab?a vuelto perfecto el mundo hace un instante? ?Redondo y maduro! Oh ?ureo y redondo aro- ?ad?nde se escapa volando? ?S?gale yo a la carrera! ?Sus!

(Nietzsche, As? habl? Zaratustra)

?Qu? ha pasado? ?Por qu? se detiene ahora el tiempo? Apenas se percibe el revolotear de una mariposa.
Diez de dog?n.

Me despierto enredada entre tu pelo, est? amaneciendo. Apenas se percibe el revolotear de una mariposa; a lo lejos, las gaviotas. Te miro dormir, en silencio, conteniendo esa caricia que ya no estar? en tu mejilla. M?s silencio; a lo lejos, el mar.
Me sirvo un caf? y voy con Lolo hacia la orilla. ?Sus, sus, sus, sus, sus? ya le oigo cantar. El sol comienza su danza y yo le miro, con los ojos entornados. Unas nubes imitan, torpemente, sus pasos; ruborizadas, desaparecen. Y el sol danza y danza para nosotros mientras el mar prosigue su melod?a eterna ?sus, sus, sus, sus, sus, sus?. Lolo apoya su hocico en mis costillas, yo le cuento la historia del caniche que se enamor? de la luna? creo que se r?e. El sol sigue danzando.

fotos.miarroba.com


Lolo, sobresaltado, se dirige hacia el porche. ?Se ha despertado Ra?l? pienso, sigo a Lolo hasta la casa.
- ?Anne?
- Suuuuuuuuuuuuuuu, no grites, sabes que cuando gritas el mar deja de cantar
Me acerco a su camita, le cojo en brazos y vuelvo a la orilla del mar
- Escucha???.
?sus, sus, sus, sus?
- ?No se cansa de cantar?
- No, nunca se cansa, el d?a que se canse, el sol dejar? de danzar.
- ?Puedo bailar yo tambi?n?

Se incorpora de un brinco y comienza a gritar

- ?mira, anne, yo tambi?n bailo!

Y mientras le miraba danzar con Lolo, me precipito al ?pozo de la eternidad? y siento que el mundo, por unos instantes, es perfecto. Y all? est?s, en el porche, sonriendo, como cada ma?ana.

Las im?genes de hoy son de Jeremy Web
Publicado por mavilab @ 22:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios