Domingo, 20 de octubre de 2013

L.S. de 37 años de edad, bate el record Guinness al permanecer un año, doscientos días, siete horas y treintaicinco minutos con los tapones de natación puestos.

Dafne Artigot. Bañista. Resina de poliuretano. 35 cms alto.


El 13 de enero de 2012, mientras nadaba, comprendió que la felicidad que sentía  poco tenía que ver con el contacto del agua, o con los cuarenta minutos de ejercicios que llevaba a cabo. Eliminó  los argumentos fisiológicos. No, ella no generaba endorfinas nadando, a lo sumo, desagradables calambres que le obligaban a incorporarse en  mitad de la noche.  Sintió con desagrado  la hinchazón de sus ojos, la presión de las cintas de silicona de las gafas. Tampoco encontró signos de alegría en sus manos arrugadas.  Era un tormento ir a nadar. El grupo de matronatación invadía la piscina. Carreras, bocas que se abrían y cerraban, aspavientos,  niños y niñas con gestos compungidos. Parecía el apocalipsis y, sin embargo, reinaba el silencio. La felicidad era el silencio, la ausencia de sandeces,  la hipocresía ahogada. Los  argumentos, sin un oído en el que amarrar,   flotaban a la deriva.  Como patera que naufraga en mitad del océano, mueren las voces.

 Aquel día, salió del agua decidida a no quitarse los tapones jamás. 


La imagen "Bañista" se la hemos tomado prestada a Dafne Artigot http://www.dafneartigot.com/vamospeor.html Un lujazo de artista.



Publicado por mavilab @ 19:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios