Martes, 18 de octubre de 2005
Hoy estamos contentos, muy contentos. Una vez, mi australiana me hizo una cr?tica literaria, completamente justificada, que yo nunca supe encajar, y decid? dejar de escribir. Las cosas del amor hicieron que retomara la poes?a, con tal mala fortuna, que dediqu? el primer poema y ..., me cayeron de todos los colores. Decid? no volver nunca a cultivar ning?n g?nero literario. Luego me desquici?, como todos hab?is podido comprobar y , empujada por mi propia locura, persever? en esto de la escritura. Decid? superar mis complejos por todo lo alto, haciendo p?blicos estos pseudo-relatos a los que os tengo acostumbrados. Creo que tengo 127 art?culos publicados (con ?ste) y debo tener cien censurados, y trescientos en la papelera (s? que cuesta creerlo, pero escribo casi tanto como hablo??.. ) Mi gran proyecto, mi gran apuesta vital, la deposit? en un libro, una magna obra que abandon? a la semana de comenzar. Una tarde, mientras estudiaba (el estudio deja tiempo para todo menos para el estudio) me dije ?vamos a leer las chorradillas ?stas???. , y me gustaron. Decid? retomar la obra con otro talante. Y me estaba gustando, tanto, que pens? que me hab?a vuelto una egoc?ntrica insufrible (que tambi?n, no le quitaremos la raz?n a mi fan numero uno) por lo que temi?ndome lo peor, decid? compartir mi obra. Mi otra hermana, me dijo un d?a, que le gustar?a leer mi libro, y yo, aunque ten?a miedo a una mala cr?tica, aprovech? su convalecencia para llevarle una bolsa con un mont?n de potosadas de esas que me gustan a m? . En la bolsa, con m?s miedo que verg?enza, inclu? el libro. A las dos horas ten?a un mensaje de mi otra hermana felicit?ndome. Yo me compr? la boina de Carmen Mart?n Gaite, y me imaginaba recogi?ndo el Cervantes. La opini?n de mi otra hermana me resultaba fundamental, pues es una novela de sentimientos, y es una novela de sentimientos femeninos, y ella, de sentimientos, entiende. Me importaba la opini?n de mi otra hermana, pero me faltaba la de mi gran interlocutor, mi gran referente intelectual . Crisi ni me la pidi? ni quer?a leerla, ni le interesaba, pero yo le obligu?, me present? en su casa, me autoinvit? a comer, le puse la cabeza como un bombo, y le obligu? a leerse mi libro (?Que por qu? me aguanta? Porque es un ?ngel, no hay otra explicaci?n) Yo le dije, tienes que ser sincero?. El me mir? y me dijo ?si claro maja?.. ya veremos? y yo le dije lo que le digo siempre ?te pido tu opini?n porque me importa lo que opines? y bueno, ya tenemos veredicto, le ha gustado. Cincuenta de mis cincuenta y tres kilos son de ego, con eso lo digo todo. El buen criterio se ha impuesto y me han denegado la hipoteca. Yo he respirado tranquila pues seg?n le daba al bot?n de ?enviar solicitud? me entraron unas tremendas ganas de irme a Berl?n, y a New York, y a Amsterdam y a Florencia y pens? ?Si es que no has vivido nena, no te puedes hipotecar a?n, eres una ni?a, te acaban de regalar tu primera caja de bombones?. ? Adem?s, recuerdo el d?a que me compr? la gu?a de Par?s, seg?n la pagaba me dije ?cada a?o tienes que comprarte al menos dos gu?as de estas (se entiende que para usarlas)? y seg?n me llam? la del banco, sonre?, respir?, me gast? ochenta euros en libros, cincuenta en lencer?a y comenc? a planear mi cuarto encuentro internacional de m?mica. Yo por qui?n lo siento es por mi otra hermana, que acabar? poniendo un letrero ?pensi?n el cigala? pero?? Seguimos sin im?genes, puedo prometer y prometo, que alg?n d?a ser? autosuficiente, y gestionar? yo mi propio blog, y mi propio servidor, y crear? un imperio, el imperio del microshort (con sus microtangas a juego) y nunca m?s volver? a salir a la luz un escrito m?o sin imagen (a menos que se me ponga en la intenci?n). Para compensar la falta de im?genes, he puesto un tagboard, realmente no es para compensar la falta de im?genes, lo he puesto para saber qu? es un tagboard. Resulta que es como un messenger pero en mi blog.
Publicado por mavilab @ 3:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios