Jueves, 02 de marzo de 2006
fotos.miarroba.com




14 de g?n?


Lo primero es siempre anterior, y en el otro lado del mundo, a tres o cuatro aviones de distancia, la due?a de los ojos m?s brillantes del firmamento, en otra vida quiz? estrellas, recibe en la frente un beso de los dioses: el beso que yo les ped?. A una parada de tren, mi rubia loca comienza a generar oxitocina? ?reto?o a la vista! Y nuestra felicitaci?n m?s sincera para nuestra locuela que, definitivamente, ha dejado de serlo.

Y sigo buscando mi sitio en el mapamundi de mi vida. Y me invento un no-lugar... al sur, el de los amantes, al este, la zona de lagos, a lo lejos? a lo lejos el mar.

?Qu? puedo hacer? ?sto ya no es Kant, esta no es una cuesti?n filos?fica, es mero narcismo.

Me pregunto qu? hacer, como si ese "?qu? hacer?" en realidad fuera "?qu? quiero hacer?". Y esto es as? solo en cierto sentido, a saber, en el sentido ideal. Pero ?d?nde estamos? Estamos en un maravilloso mundo de ficci?n; la realidad, la realidad al otro lado. Cuando quiero saber si realmente amo a una persona, me sit?o ante su tumba? entonces s? si la quiero y cu?nto. Quiz?s por analog?a pueda saber si realmente amo algo en esta vida. ?Qu? har?a si me quedaran tres meses de vida? La respuesta es obvia: vivir. Entonces ?Por qu? esperar hasta mi muerte para vivir? ?Por qu? vivir s?lo tres meses?
Mis ?ltimos treinta o cuarenta a?os de vida quiero dedicarlos a vivir.

Y antes de morir quiero viajar por todo el mundo, confundirme con sus gentes, y saber, de una vez por todas, si existe ese no-lugar donde el sol se encuentra, cada tarde, con el mar.
Dicen que los corales, bajo el agua, son de otros colores, quiero verlos.
Quiero abrazar a un delf?n, ver la f?brica de pap? Noel, y tirarme en paraca?das entre las nubes blancas, esas que parecen golosinas. Quiero tocarlas y morderlas, porque no s? si alguien lo ha hecho, pero hasta entonces, creer? que son de algod?n.
Quiero que los cuentos que me cuento, esos tan bonitos que m?s que cuentos parecen sue?os, sean de todos vosotros.
Quiero navegar, a ratos en velero, a ratos en catamar?n, a ratos en barco pirata.
Quiero subir una monta?a muy alta, sentarme y comprobar si es cierto que desde all?, se pueden ver las escenas cotidianas de los dioses.
Quiero encontrar mi sitio, aceptando el riesgo de lograrlo. Y es que a veces me pregunto, ese sitio que busco no estar? all? donde acaban los elefantes?



Entre el pasado y el futuro las im?genes de hoy de Sun-Yuan. Si era bella la primera ?por qu? no la segunda? Bello es lo que uno ama, y acaso ?no amamos tambi?n nuestro pobre esqueleto?



fotos.miarroba.com

Publicado por mavilab @ 12:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios